Publicidad

Ciudad de México, 15 ene (EFE).- Después de 20 meses, la línea 12 del metro de Ciudad de México reabrió, de forma parcial, este domingo tras cerrar por el colapso del 3 de mayo de 2021 que dejó 26 muertos, y en medio de crecientes controversias por el aumento de accidentes y el despliegue de agentes de la Guardia Nacional.

La jefa de gobierno de la capital mexicana, Claudia Sheimbaum, viaja durante la apertura del tramo Subterráneo de la Linea 12 del Sistema de Transporte Colectivo (Metro), hoy, en Ciudad de México (México). EFE/ Mario Guzmán

El tramo reabierto es subterráneo, abarca nueve estaciones, de Mixcoac a Atlalilco, comprende una extensión de 11,8 kilómetros y cubre el traslado de personas de alcaldías del centro, sur y oriente de la capital mexicana.

La jefa de gobierno de la capital mexicana, Claudia Sheimbaum (i), viaja durante la apertura del tramo Subterráneo de la Linea 12 del Sistema de Transporte Colectivo (Metro), hoy, en Ciudad de México (México). EFE/ Mario Guzmán

NO ESTABA EN BUENAS CONDICIONES

“La rehabilitación se hizo con base en todas la especificaciones técnicas y su seguimiento de un comité técnico asesor”, dijo la jefa de Gobierno de Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, durante el acto de reapertura.

Explicó que en fue “un trabajo muy importante para el cambio de la subbase, de la base y todo aquello que no estaba en buenas condiciones, entre ellos, cambios de durmientes y rieles todo lo que significó para hacer de este tramo subterráneo un tramo seguro”, añadió.

Este domingo, las estaciones que abrieron fueron Mixcoac, Insurgentes Sur, Hospital 20 de Noviembre, Zapata, Parque de los Venados, Eje Central, Ermita, Mexicaltzingo y Atlalilco.

TRABAJAN EN TRAMO ELEVADO

En tanto, el resto de las estaciones que van de Atlalilco hasta Tláhuac, tramo elevado donde ocurrió el colapso entre las estaciones Olivos-Tezonco, continuará en obra de reforzamiento estructural, y por lo tanto seguirán operando de manera terrestres la Red de Transporte de Pasajeros de la Ciudad de México (RTP).

“En el tramo elevado se sigue trabajando arduamente. Cada uno de los tramos entre columna y columna, que son más de 250, requieren de un proyecto especial, ahora están en el proceso de montaje que requiere una supervisión especial para garantizar su seguridad”, apuntó Sheinbaum.

La noche del 3 de mayo de 2021 colapsó el tramo elevado entre las estaciones del metro Olivos y Tezonco, lo que provocó la muerte de 26 pasajeros que viajaban en la línea 12 y heridas y lesiones en más de 100 usuarios.

Además se registraron severos daños en la infraestructura del metro y en vehículos particulares que se encontraban debajo del tramo elevado colapsado.

REHABILITACIÓN Y REFORZAMIENTO

En su turno, el director del Sistema de Transporte Colectivo (STC) Metro, Guillermo Calderón, dijo que estos trabajo de rehabilitación y reforzamiento fueron hechos “en estricto apego y cumplimiento de los lineamientos, especificaciones y proyectos que estableció el comité técnico asesor formado por expertos del más alto nivel” en temas de estructuras, vías y aspectos ferroviarios e ingeniería.

“La obra fundamental tuvo que ver con el mejoramiento de siete curvas cerradas, estrechas en su radio de curvatura, que requirieron el reforzamiento con mejores materiales y mejoramiento de su alineación y peralte”, explicó Calderón

Dijo que las siete curvas tenían radios menores a 300 metros, además se sustituyeron rieles y se aseguró la estructura de los túneles contra sismos y movimientos del suelo.

Recordó que el metro de Ciudad de México diariamente transporta a unos 5 millones de personas y esta reapertura parcial de la línea 12 beneficiará a uno 175.000 usuarios.

ACCIDENTES Y GUARDIA NACIONAL

La reapertura de la línea 12, que tiene vicios de origen, se da en medio de una nueva polémica sobre la inseguridad y falta de mantenimiento del metro capitalino, esto después de que el pasado 7 de enero colisionaran dos convoyes de la línea 3 en el norte de la ciudad, accidente que provocó la muerte de una joven de 18 años, 106 heridos y la suspensión por varios días del servicio.

Además, durante la semana se registraron varios incidentes que provocaron el desalojo en algunas estaciones del sistema.

Ante ello, la jefa de Gobierno Sheinbaum solicitó al Gobierno federal el despliegue de 6.000 efectivos de la militarizada Guardia Nacional, quienes desde el pasado jueves vigilan, desarmados, las estaciones, andenes y vagones del metro.

El viernes pasado, Sheinbaum informó que había una investigación para determinar si hubo sabotaje en el metro de la capital luego de esos acontecimientos.

Esta semana “ocurrieron eventos de falla fuera de la común, estas fallas atípicas no tiene que ver con el mantenimiento del metro, estas fallas en muchos casos tienen que ver con eventos intencionados”, apuntó la alcaldesa.

Por ello, dijo, “cualquier acto que ponga en riesgo a los usuarios es obligación del Gobierno de la Ciudad de México hacer todo lo que está en nuestras manos para garantizar su seguridad y la de los habitantes de la ciudad y del Estado de México que utilizan este transporte”.

Sheinbaum indicó que “el metro tiene que seguir siendo un espacio seguro y eficaz y la presencia de la Guardia Nacional está para cuidar, proteger a las personas (…) están apoyando cualquier sospecha de acto malintencionado, tenemos que tomar medidas y por eso es fundamental lo que estamos haciendo en este momento”.

Publicidad