Publicidad

Miami, 8 nov (EFE).- El expresidente de EE.UU. Donald Trump (2017-2021) votó este martes en Palm Beach (Florida) rodeado de simpatizantes y periodistas y sin dar pistas sobre el anuncio “importante” que hará el 15 de noviembre y que se cree que puede ser su decisión de ser candidato a la Casa Blanca en 2024.

El expresidente de EE.UU. Donald J. Trump (i) y su esposa, Melania Trump (d), acuden a votar en las elecciones intermedias en Palm Beach, Florida, este 8 de noviembre de 2022. EFE/Cristóbal Herrera

Trump y su esposa, Melania, acudieron a votar al Morton and Barbara Mandel Recreation Center, situado cerca de Mar-a-Lago, la mansión donde tiene establecido su domicilio particular desde antes de que dejara de ser presidente en enero de 2021.

“Voy a hacer un gran anuncio el martes 15 de noviembre en Mar-a-Lago”, manifestó Trump ante una multitud que lo aclamaba el lunes en un mitin en Vandalia (Ohio).

Hoy no quiso responder a las preguntas de si volverá a ser candidato a la Casa Blanca y remitió a los periodistas al 15 de noviembre, una jornada “interesante” para mucha gente, según sus palabras.

Cuando se iba ya del centro de votación respondió que votó por el gobernador de Florida, Ron DeSantis, quien puede cruzarse en su camino en la nominación presidencial republicana.

Trump puso el acento en la necesidad de bajar los impuestos, combatir la delincuencia y “hacer algo con la frontera”, una nueva alusión a la política migratoria del presidente de EE.UU., Joe Biden, de la que es un crítico continuado.

El exmandatario ha respaldado a candidatos en las elecciones intermedias por todo el país.

En Florida, uno de ellos es Marco Rubio, que busca la reelección como senador, y al que Trump insultó cuando competía con él por la nominación republicana en 2016.

Estas elecciones intermedias han permitido tener un vistazo al duelo que puede marcar la nominación presidencial republicana en 2024.

Trump, que afirma infundadamente que no perdió en 2020 frente a Biden y fue víctima de un “robo” electoral, y el gobernador de Florida, Ron DeSantis, una estrella ascendente en el Partido Republicano que llegó al puesto con la ayuda del entonces presidente, han actuado en esta campaña como si fueran ya rivales.

Publicidad