Publicidad

Kiev, 15 mar (EFE).- El órgano ucraniano que se ocupa de los prisioneros de guerra advirtió este viernes del alto número de cubanos que combaten con las tropas rusas en la guerra de Ucrania, y recriminó a las autoridades de La Habana su tolerancia ante las operaciones de reclutamiento rusas en la isla.

Combatientes extranjeros capturados por tropas ucranianas en combates en la zona de guerra, asisten a la conferencia de prensa en Kiev, Ucrania, el 15 de marzo de 2024, en medio de la invasión rusa. La autoridad ucraniana encargada de los prisioneros de guerra organizó una conferencia de prensa en Kiev con combatientes extranjeros de Nepal, Cuba, Somalia y Sierra Leona que fueron contratados como soldados por el ejército ruso y fueron capturados por Ucrania mientras luchaban con las tropas del Kremlin en el guerra. Las tropas rusas entraron en territorio ucraniano en febrero de 2022, iniciando un conflicto que ha provocado destrucción y una crisis humanitaria. (Rusia, Sierra Leona, Ucrania, Kiev) EFE/EPA/SERGÉI DOLZHENKO

“Vemos fotografías, vídeos del bando ruso donde se ve a muchos mercenarios de Cuba”, dijo en una rueda de prensa celebrada en Kiev el jefe de prensa del Comité ucraniano para el Tratamiento de los Prisioneros de Guerra, Petró Yatsenko, que alertó del creciente número de mercenarios de países del llamado Sur Global reclutados por Rusia.

Richard Kanu (Centro), un combatiente de Sierra Leona, capturado por tropas ucranianas en combates en la zona de guerra, asiste a la conferencia de prensa en Kiev, Ucrania, el 15 de marzo de 2024, en medio de la guerra rusa invasión. La autoridad ucraniana encargada de los prisioneros de guerra organizó una conferencia de prensa en Kiev con combatientes extranjeros de Nepal, Cuba, Somalia y Sierra Leona que fueron contratados como soldados por el ejército ruso y fueron capturados por Ucrania mientras luchaban con las tropas del Kremlin en el guerra. Las tropas rusas entraron en territorio ucraniano en febrero de 2022, iniciando un conflicto que ha provocado destrucción y una crisis humanitaria. (Rusia, Sierra Leona, Ucrania, Kiev) EFE/EPA/SERGÉI DOLZHENKO

Preguntado por EFE sobre la posición del Gobierno cubano frente a las acciones de Rusia para atraer a ciudadanos cubanos a las filas de su Ejército, Yatsenko declaró que Ucrania no tiene pruebas de la participación oficial de La Habana en este tipo de esfuerzos.

“No podemos afirmar que se trate de un programa estatal (cubano), pero sabemos que nadie (en Cuba) se opone a ello”, declaró el funcionario ucraniano, que dijo, además, que “los agitadores rusos” trabajan sin restricciones en Cuba.

Yatsenko hizo estas declaraciones en una rueda de prensa en la que participaron también ocho prisioneros de guerra de Nepal, Somalia, Sierra Leona y Cuba apresados por las tropas ucranianas mientras combatían con las fuerzas rusas.

El prisionero de guerra cubano, un maestro y músico de 35 años natural de Guantánamo que responde al nombre de Darío Jarrosay, dijo haber sido atraído a Rusia por una oferta falsa para el sector de la construcción que vio en Facebook para después ser arrastrado a combatir con el Ejército ruso en el frente.

Los demás prisioneros de guerra denunciaron haber sido víctimas de engaños para ser reclutados por el Ejército ruso.

Al hacer públicos estos testimonios, Ucrania intenta evitar que otros ciudadanos de países de rentas bajas acepten trabajos en Rusia o puestos en el Ejército que les acaben llevando a matar ucranianos o a ser capturados o morir en el frente, según explicó Yatsenko.

Según el funcionario ucraniano, Rusia recluta a cada vez más mercenarios de países de África, Asia y, en menor medida, América Latina, para suplir las bajas en sus filas. Ucrania se ha mostrado abierta a negociar la entrega de estos combatientes capturados a sus países.

Publicidad