Publicidad

Berlín, 13 feb (EFE).- Oleksandr Sirski, el nuevo comandante en jefe de las Fuerzas Armadas de Ucrania, admitió este martes que las tropas de Kiev han pasado en todo el frente a la defensiva, por lo que hay que mejorar la táctica y aumentar la producción propia de munición.

“La situación de ahora puede calificarse de difícil. El enemigo avanza en prácticamente todo el frente y nosotros hemos pasado de la ofensiva a la defensiva”, dijo Sirski a la segunda cadena de la televisión pública alemana, ZDF, en vísperas de ser nombrado máximo jefe del Ejército ucraniano en sustitución de Valeri Zaluzhni.

El que fuera comandante de las Fuerzas Terrestres, Sirski explicó que el objetivo de esta estrategia es “agotar a las fuerzas del enemigo e infligirles el máximo daño”.

A fin de no permitir a los rusos avanzar en la profundidad del frente y conquistar a las ciudades que ha declarado como prioritarias, las tropas ucranianas recurren a sus fortificaciones y las “ventajas tecnológicas” en cuanto a drones, así como al mantenimiento de las líneas defensivas, explicó.

“Está claro que la situación en el frente es bastante tensa con acciones ofensivas diarias en diferentes direcciones en toda la zona de responsabilidad de mi agrupación”, las fuerzas terrestres, dijo Sirski.

Hay combates especialmente intensos en dirección de Kúpiansk, en la región oriental de Járkov, explicó.

“Cada día, de la mañana a la noche, asaltan nuestras posiciones. Desde hace cuatro meses libra una ofensiva de alta intensidad”, afirmó.

Sirski señaló que lo que le preocupa es la munición y la gente en estos momentos, a pesar de que algunos observadores militares han señalado que no le importaba enviar a la muerte a miles de soldados en la defensa de la ciudad de Bajmut, en la región de Donetsk, contra cuya caída se resistieron los militares ucranianos durante diez meses.

Señaló que las armas “simplemente no son suficientes” en una guerra sin precedentes en suelo Europeo desde la Segunda Guerra Mundial que ya dura dos años.

“Si no llega ayuda de fuera entonces debemos establecer aquí en Ucrania directamente la producción. Esto ya ha comenzado, pero es necesario aumentar el volumen de la producción. Porque en primer lugar debemos apostar por nuestra propia fuerza y no solo por nuestros socios”, sostuvo.

“Necesitamos ayuda, porque si no somos nosotros será otro país. Creo que nuestros socios lo entienden, espero que lo entiendan”, subrayó.

“Y naturalmente debemos mejorar la táctica, pero para nosotros el mayor valor son las vidas de nuestros soldados. No podemos permitirnos la postura de los comandantes rusos que practican la (táctica) de la picadora de carne”, enfatizó Sirski.

También dijo que la guerra está marcada cada vez más por los avances tecnológicos, lo que significa entrar en una “nueva fase” en la contienda.

Sirski afirmó que el fin de la guerra dependerá del “grado del apoyo (occidental) y de la eficacia de las medidas” que tome Ucrania.

“Tenemos suficiente voluntad de resistencia y fortaleza mental, pero, como dije, nos falta asistencia y munición y equipamiento”, sentenció.

Publicidad