TORONTO, 14 FEBRERO.- El médico Oscar Ugarte asumió este sábado como nuevo ministro de Salud de Perú, tras la renuncia de Pilar Mazzetti en medio de una tormenta política por la denuncia de que el expresidente Martín Vizcarra fue vacunado contra el covid-19 antes del inicio de la inmunización en el país.

Ugarte, de 76 años, fue juramentado por el presidente interino Francisco Sagasti en una breve ceremonia. Es el quinto al frente de la cartera de Salud desde que la pandemia irrumpió en Perú, hace 11 meses.

“Cuando hay una situación de crisis lo que tratas de hacer es traer a un jugador experimentado”, dijo Sagasti al canal RPP en alusión a que Ugarte había ocupado el mismo cargo en 2008-2011, durante el segundo mandato del fallecido expresidente Alan García.

Minutos antes de juramentar a Ugarte, Sagasti confirmó la renuncia de su antecesora.

“La ministra Pilar Mazzetti presentó su renuncia anoche”, declaró el mandatario a RPP, al confirmar versiones de medios.

Ugarte asumió mientras Perú enfrenta los embates de la segunda ola de la pandemia, con un récord de 14.333 pacientes con covid-19 en sus hospitales, según balance oficial.

El mismo Ugarte se contagió con el coronavirus en junio pasado. “Golpea mucho, uno se siente como en un hoyo porque estás dependiendo de lo más elemental, el oxígeno y la capacidad de respiración”, relató tras superar la enfermedad.

Ahora deberá encabezar los esfuerzos ante una segunda ola que ya ha causado escasez de oxígeno medicinal en Perú, que podría atenderse parcialmente con un ofrecimiento del gobierno chileno de enviar 40 toneladas semanales, según informó Sagasti este sábado.

El primer acto del nuevo ministro fue la recepción en Lima del segundo lote de 700.000 vacunas de la china Sinopharm, que completan el primer millón para inmunizar a 500.000 trabajadores del sector salud. En total, según el gobierno, ya están contratadas más de 48 millones de vacunas con distintos laboratorios.

Vizcarra

La tormenta política se desató el jueves cuando un diario limeño publicó que Vizcarra había sido vacunado en octubre, semanas antes de que fuera destituido por el Congreso en un juicio político relámpago.

La vacunación en el país recién comenzó el martes y está dirigida por ahora al personal sanitario.

El popular expresidente (2018-2020), que busca un escaño en el Congreso en los comicios de abril, se defendió diciendo que fue voluntario en el ensayo clínico de Sinopharm, como miles de otros peruanos.

Legisladores opositores, los mismos que destituyeron a Vizcarra y que tienen mayoría en el Congreso, impulsaban una moción de censura contra Mazzetti que probablemente iba a ser aprobada.

El presidente peruano criticó el “maltrato” que, según él, sufrió Mazzetti por parte del Congreso y algunos medios.

Mazzetti estuvo al frente de la lucha contra el coronavirus desde el comienzo, primero como jefa del “Comando Covid”, el grupo encargado de coordinar las políticas sanitarias contra la pandemia, y luego como ministra de Salud durante siete meses.

Mazzetti compareció ante el Congreso el jueves en una tensa sesión en la que declaró que no tenía “ningún conocimiento” del caso del expresidente.

Este sábado, tras la juramentación de Ugarte, Mazzetti fue fuertemente aplaudida por el gabinete ministerial.

Suben los contagios

Mazzetti, médica especializada en neurología de 64 años, había sido nombrada titular de Salud por Vizcarra en julio de 2020. Salió del cargo una semana en noviembre en el efímero gobierno de Manuel Merino, y fue nuevamente designada al frente del ministerio por Sagasti.

La ministra dimisionaria hizo una velada crítica a Vizcarra el jueves al afirmar que “para no sesgar resultados del ensayo clínico” de la vacuna, no debían participar quienes tenían capacidad de decisión sobre el mismo.

Perú acumula 1.220.748 casos confirmados de covid-19 y 43.255 muertos, según el balance del ministerio. Del total de contagiados, 1.130.923 personas se han recuperado.

Los nuevos contagios y decesos se cuadruplicaron respecto a diciembre, aunque sin alcanzar los máximos de agosto, cuando Perú enfrentaba la peor fase de la primera ola.

Mazzetti había dirigido la cartera de Salud en 2004-2006 en el gobierno de Alejandro Toledo y luego fue siete meses en 2006-2007 ministra del Interior de Alan García.