Publicidad

Washington, 8 dic (EFE).- Una decena de países condenaron este jueves el acoso y los abusos sexistas producidos en internet contra las mujeres y niñas iraníes, así como la “extrema violencia” a la que se enfrentan las que lideran las protestas por la muerte de Mahsa Amini, quien fue arrestada por no llevar bien el velo.

En un comunicado conjunto, los encargados de Exteriores de Estados Unidos, el Reino Unido, Australia, Canadá, Islandia, Nueva Zelanda, Chile, Corea del Sur y Suecia llamaron la atención sobre la “brutal represión” que están sufriendo las manifestantes en Irán, incluso a través de internet.

Estos países, agrupados en la Alianza Mundial para la Acción contra el Acoso y los Abusos de Género en Internet, criticaron que las autoridades iraníes cometen acoso en línea contra las mujeres que “exigen respeto por sus derechos humanos y libertades fundamentales”.

Además, condenaron el uso abusivo de la tecnología en forma de campañas coordinadas de acoso y desinformación en línea, diseñadas para “desacreditarlas y silenciar sus protestas”.

“La violencia de género facilitada por la tecnología amenaza la vida”, aseveraron en el comunicado, en el que también invitaron a la comunidad internacional a unirse a su condena y a “trabajar urgentemente con las empresas tecnológicas para que hagan todo lo que esté en sus manos para permitir el acceso de las mujeres y niñas a información en línea”.

En los casi tres meses de protestas han muerto más de 400 personas y al menos 15.000 han sido detenidos, según la ONG Iran Human Rights, con sede en Oslo.

Las autoridades iraníes anunciaron este jueves la primera ejecución de un preso condenado a muerte por participar en las protestas.

Publicidad