Publicidad

Palma, 24 ene (EFE).- La titular del Juzgado de Instrucción 10 de Palma ha decretado el archivo de la causa por insultos racistas al jugador brasileño del Real Madrid, Vinícius Júnior, reflejados en una pancarta exhibida en una bar de la capital balear frecuentado por aficionados ultras del Real Mallorca.

Según avanza el diario Última Hora y ha confirmado EFE a través de David Cortés, abogado de dos de los imputados por un presunto delito de odio, la jueza concluye en su auto que “no consta acreditado quién o quiénes fueron las personas que colocaron las pancartas en la entrada del bar donde se reunían habitualmente miembros del grupo ultra Supporters 99».

Los hechos se remontan al pasado 25 de mayo, antes del partido que enfrentaba al Mallorca y al Valencia.

La Unidad de Drones de la Policía Nacional detectó cómo un grupo de personas arrancaba carteles de propaganda de formaciones políticas para darles la vuelta y escribir mensajes contra Vinícius y Javier Tebas, el presidente de la Liga: “Vinícius basura. Tu piel no tiene cura” y “Puta liga, Tebas muérete”, según informa Última Hora.

En la causa, que queda pendiente de posibles recursos ante la Audiencia de Palma, se personaron, además de los letrados defensores, la Fiscalía de Baleares, la Liga de Fútbol Profesional y el Mallorca.

Vinícius Júnior también declaró por videoconferencia en otro juzgado de Palma el pasado mes de abril por los insultos racistas que recibió en el partido de Liga Mallorca-Real Madrid disputado en febrero de 2023 en el estadio Son Moix.

En aquella ocasión, el extremo brasileño dijo que se sentía “ofendido” por los insultos de un aficionado, que fue imputado también por un delito de odio y al que el club balear retiró el carnet de abonado durante tres años.

Publicidad