Publicidad

Bogotá, 4 oct (EFE).- Una nueva masacre dejó al menos cinco muertos y dos heridos en la ciudad colombiana de Cali cuando hombres armados atacaron a un grupo de personas que se encontraba en una esquina del barrio Siloé, informó el alcalde de la localidad, Jorge Iván Ospina.

Una mujer, junto a un policía que presta guardia, observa la zona donde se presentó un masacre hoy, en el barrio Brisas de Mayo, en Cali (Colombia). EFE/Ernesto Guzmán

El ataque tuvo lugar en el occidente de Cali, concretamente en el barrio Brisas de Mayo, en un sector que se conoce como “El Hueco”, en la madrugada de este martes.

Un soldado colombiano presta guardia en la zona aledaña a donde se presentó un masacre hoy, en el barrio Brisas de Mayo, en Cali (Colombia). EFE/Ernesto Guzmán

Las víctimas fueron cuatro hombres asesinados en el acto y un quinto que murió en el centro asistencial posteriormente a causa de las heridas sufridas, detalló Ospina en una rueda de prensa desde el lugar de la masacre.

Las otras dos víctimas, dos mujeres, se encuentran en un centro médico siendo asistidas.

Las víctimas “no tenían ninguna amenaza, era gente muy reconocida en la zona que simplemente se sentaba ahí a conversar”, dijo Ospina en referencia a las víctimas del ataque.

“Después de 2 años en nuestra ciudad, desafortunadamente vuelve a ocurrir una muerte múltiple”, lamentó, a la vez que anunció la instalación de un Consejo de Seguridad “con las autoridades pertinentes”.

Ospina no dio más detalles del crimen y pidió “esperar la investigación”. “No me atrevería a asegurar cuáles han podido ser las motivaciones de este asesinato múltiple”, insistió, aunque sí mencionó que “en la sociedad colombiana se viene dando una batalla en cada uno de los municipios y ciudades por las ollas del micro tráfico”.

“Esa es una batalla que adelantan grupos criminales que quieren desalojar a otro grupo criminal que administra este tipo de ollas. No necesariamente digo que aquí haya una olla, sería un atrevimiento de mi parte, pero esa circunstancia está significando que poderosos criminales entren a los territorios”, explicó Ospina.

“Inician administrando las ollas del narcotráfico, del micro tráfico, pero posteriormente (…) adelantan otro tipo de negocios no formales”, añadió el alcalde, quien consideró este “el mayor riesgo” para la ciudad de Cali.

Por su parte, el coronel William Quintero, comandante policía metropolitana de Cali, especificó que “en esta comuna ha hecho históricamente presencia las FARC y el ELN, así como grupos de delincuencia común organizada”.

Asimismo, explicó que gracias a un video en poder de la Policía se pudo verificar que entró un grupo de nueve personas y que según la comunidad se utilizaron “artefactos pirotécnicos” para cubrir los sonidos de los disparos.

Publicidad