Publicidad

Tegucigalpa, 25 ene (EFE).- La violencia causó el desplazamiento forzado de 255 mujeres hondureñas entre enero y octubre de 2022, informó este miércoles el Comisionado Nacional de los Derechos Humanos en Honduras con motivo del Día de la Mujer hondureña.

El organismo de derechos humanos atendió entre enero y octubre del año pasado 555 quejas de mujeres, de las que 255 (46 %) fueron víctimas de desplazamiento forzado y 300 (54 %) están en riesgo de desplazarse.

La Comisionada de Derechos Humanos en Honduras, Blanca Izaguirre, expresó “su preocupación” por el desplazamiento forzado de personas, un fenómeno reconocido por el país en 2013 que afecta a muchos sectores de la población y que cada día tiene mayor incidencia en las mujeres.

Muchas de las denuncias presentadas ante el organismo de derechos humanos están relacionadas con la violencia de género, el reclutamiento forzado de niños y adolescentes, usurpación de propiedades, expulsión de la vivienda, rapto y violencia familiar, entre otras causas.

Las mujeres responsabilizan de su desplazamiento forzado o su riesgo de desplazarse a personas desconocidas (33 %), grupos criminales (31 %), familiares y personas conocidas (28 %) y a su pareja (6 %), detalló el organismo de derechos humanos.

Muchas mujeres están huyendo, según sus denuncias, por amenazas de muerte, extorsión, asesinatos de familiares y el reclutamiento forzoso de niños y adolescentes por bandas del crimen organizado.

En Honduras, una mujer es víctima de desplazamiento forzado o está en riesgo de desplazarse cada 12 horas, según el organismo hondureño de derechos humanos.

La defensora del pueblo hondureño reafirmó “el compromiso institucional” del organismo en acompañar a las mujeres y asegurarles “medidas de protección y respeto a su dignidad, así como brindarles atención”.

Además, siguió exhortando y recomendando al Estado hondureño la necesidad de “definir políticas públicas encaminadas a prevenir y sancionar la violencia contra las mujeres”.

El Parlamento aprobó a finales de diciembre pasado una ley para proteger a los desplazados por la violencia en el país, lo que según organismos de derechos humanos es un “gran paso” para buscar soluciones duraderas frente al fenómeno.

La Ley de Prevención, Atención y Protección de las Personas Desplazadas Internamente por la Violencia establece una base para atender de forma estructural las consecuencias humanitarias que enfrentan más de 247.000 personas desplazadas internamente por la violencia, y para prevenir nuevos desplazamientos.

Con la nueva ley, Honduras ha dado “un importante avance en el abordaje de la problemática del desplazamiento”, señaló el pasado 22 de diciembre el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR).

Publicidad