Publicidad

Lewiston (EE.UU.), 27 oct (EFE).- Unos 80 agentes del FBI están ayudando a las autoridades a buscar a Robert Card, el principal sospechoso de los dos tiroteos que la noche del miércoles se cobraron la vida de 18 personas en la localidad estadounidense de Lewiston, en Maine, dijo la senadora republicana Susan Collins en una rueda de prensa.

Policías transitan cerca de la casa de Robert Card, sospechoso de los tiroteos masivos en Maine (EE.UU.). EFE/EPA/CJ GUNTHER

Mientras, el periódico The New York Times informa de presencia policial en la granja de la familia del sospechoso, en la localidad de Bowdoin, donde se han escuchado cuatro golpes fuertes que no parecían disparos.

Un policía transita cerca de la casa de Robert Card, sospechoso de los tiroteos masivos en Maine (EE.UU.). EFE/EPA/CJ GUNTHER

La cuñada del sospechoso dijo al medio que su familia está ayudando a los agentes a registrar todas las propiedades de su granja familiar. Los agentes han cortado la carretera.

Se cree que el sospechoso, un militar en la reserva de 40 años, está armado y es peligroso, por lo que se ha pedido a la población local que siga la orden de ponerse a resguardo y por eso este jueves se han suspendido las clases en las escuelas.

Card afronta de momento ocho cargos por asesinato, porque esa es la cifra de víctimas ya identificadas, pero se espera que el número de cargos iguale al de fallecidos.

El vehículo del posible autor fue localizado el miércoles en Lisbon, a unos 12 kilómetros de Lewiston, cerca de un embarcadero.

Se trata del tiroteo más mortífero que afronta Estados Unidos en lo que va de año. Los sucesos se produjeron hacia las 18:56 hora local (22:56 GMT) del miércoles en una bolera y un restaurante de la ciudad, la segunda más grande del estado, con cerca de 40.000 habitantes.

Siete personas murieron en la bolera, ocho en el restaurante y otras tres después de haber sido trasladadas al hospital.

Publicidad