Publicidad

Madrid, 20 ene (EFE).- Uruguay presentó en la Feria Internacional del Turismo de Madrid (FITUR) una amplia oferta turística tradicional, con su gastronomía, su costa y sus ciudades coloniales, pero también otro tipo de turismo orientado a la salud, con toques “místicos” y de acompañamiento al colectivo LGTB.

En una entrevista con EFE, el ministro uruguayo de Turismo, Tabaré Viera, analizó los potenciales del país que, lejos de competir con sus dos gigantes vecinos, Argentina y Brasil, “tratan de trabajar junto” a ellos y sus ciudadanos, principales visitantes en Uruguay.

“Esta edición de FITUR ha sido muy concurrida, ha crecido tanto en exponentes como en público, hemos presentado un stand que acogió a once operadores privados de toda índole y por primera concurrimos con una empresa prestadora de servicios de salud”, afirmó.

Viera explicó que “el turismo de salud tiene que ver con el turismo de bienestar, donde hay una oferta de calidad importante, que tiene que ver con toda la oferta de algunos hoteles, resorts y algunos destinos de naturaleza vinculados a ese turismo de bienestar”, dijo.

Además, añadió que otro de los factores dentro de esa oferta es “el turismo místico que va de la mano de ese turismo de bienestar”, que se da “en algunas regiones del interior del país como el Departamento de Lavalleja, que incluye un templo budista en lo alto de una sierra”.

TURISMO DE “ACOMPAÑAMIENTO” AL COLECTIVO LGTB

El ministro también hizo referencia al turismo que la empresa Integramás ha estado promocionando en el stand del país durante esta Feria, que termina el domingo, “que ofrece distintos tratamientos que tienen que ver con la recuperación de salud” orientada al colectivo LGTB.

“Eso genera una atención y un requerimiento de un público en un producto relativamente nuevo en el turismo”, asumió Viera.

El responsable de la empresa, Daniel Márquez, explicó a EFE por su lado que Integramás es un servicio (bajo el prestador de servicios Casmu) “que acompaña a la diversidad sexual en general”.

“A varones gais y mujeres lesbianas para salir del clóset por ejemplo, les acompañamos, también a mamás gestantes, con una óptica bastante innovadora en el que también acompañamos a su entorno”, precisó.

A su vez trabajan, según especificó, con la comunidad trans, a quienes ofrecen servicios de cirugía, pero también otros menos invasivos como tratamientos con ejercicios para que estas personas “puedan tener una voz que se identifique con su identidad sexual, algo no menor”.

EL SANITARIO, UN TURISMO EN AUGE

Márquez declaró que estos tratamientos y acompañamientos forman parte “del turismo sanitario” que “mueve mucho” en los países y ciudades, como es el caso de los congresos de médicos.

“El turismo también son personas intercambiando conocimientos, tiene una señal turística que hace tiempo que lo venimos viendo, que las personas vienen a formarse a Uruguay, eso mueve muchas cosas relacionadas con el turismo”, dice este sanitario, quien compartió que entre sus pacientes “hay muchos extranjeros”.

“Es algo que a todos nos sorprendió, que extranjeros consultaran nuestro servicio, eso denota una imposibilidad de hacerlo en sus países porque o bien es ilegal o también puede ser porque los procesos que llevan cambios, y muchas veces físicos, en sus países puede dar inseguridad”, estima.

Por ello, defiende que Uruguay siga potenciando esta rama menos usual del turismo, ya que el país da “seguridad sanitaria, protección y protocolos validados”.

Tras una pandemia que paró en seco a la industria del turismo, el ministro uruguayo aporta que aunque el país siga “en una etapa de recuperación”, 2022 ya superó las cifras de visitantes de 2019.

“Los cuatro trimestres de 2022 fueron un ascenso, comparado con 2019, al punto que en el tercer trimestre el número de visitantes fue casi el mismo y en el cuarto tuvimos más que el mismo periodo de 2019, creemos que 2023 va a ser el año de consolidación de esa recuperación”, matizó.

Para eso estos días de FITUR mantuvieron reuniones con empresas turísticas, entre ellas varias aerolíneas con las que pretenden aumentar la frecuencia de vuelos hacia la capital, Montevideo, y empezar a captar cada vez más al turista chileno, uno de sus grandes objetivos.

“Argentina siempre ha sido nuestro principal mercado, nos interesa desarrollar Brasil y Chile que es muy interesante, está solo a dos horas de Montevideo y nos ayuda a alargar la temporada de verano porque a los chilenos les gusta veranear en febrero, creo que podemos crecer bastante”, asegura.

Macarena Soto

Publicidad