Publicidad

Caracas, 9 dic (EFE).- Decenas de venezolanos se manifestaron este viernes en Caracas para pedir a las autoridades la liberación, antes de Navidad, de cerca de 310 detenidos que figuran en la lista de “presos políticos” que existen en el país, según registros de la organización no gubernamental Justicia, Encuentro y Perdón (JEP).

La coordinadora de la ONG, Marta Tineo, explicó a EFE que la protesta consistió en exhibir una larga mesa vacía sobre la que se pusieron papeles con los nombres de los 310 detenidos, en representación de las familias que esta Navidad estarán “llorando y extrañando” a sus seres queridos.

Un grupo de personas decora una mesa con motivos navideños como parte de una manifestación en Caracas (Venezuela). EFE/ Miguel Gutiérrez

“Si no se producen las liberaciones de los más de 300 presos políticos que hay hoy en Venezuela, van a haber más de 300 mesas de Navidad vacías este año. Sus familias están prácticamente implorando que las autoridades evalúen una vez más la liberación plena e inmediata de los presos políticos”, sostuvo.

Indicó que en la manifestación participaron familiares y abogados defensores de los presos, así como activistas de derechos humanos, para “recordarle a la comunidad nacional e internacional” que este problema persiste en el país sudamericano.

Un grupo de personas participa en una manifestación frente a una mesa decorada con motivos navideños en Caracas (Venezuela). EFE/ Miguel Gutiérrez

Señaló también que no tiene información sobre las posibles liberaciones acordadas en la mesa de negociación entre el Gobierno y la oposición, que firmaron en noviembre un nuevo acuerdo, tras lo cual fueron puestas en libertad cinco personas.

Tineo remarcó que hay unos 50 casos de detenidos en “estado muy crítico”, a quienes -consideró- se les debería dar prioridad en las excarcelaciones para que puedan atender su “muy grave situación de salud”.

Los manifestantes vistieron de negro y portaron pancartas en las se leían mensajes como “basta de torturas” o la cantidad de días que lleva tras las rejas cada uno de los considerados presos de conciencia.

Publicidad