Publicidad

Caracas, 21 mar (EFE).- La Asamblea Nacional (AN, Parlamento) de Venezuela, controlada por el oficialismo, aprobó este jueves por unanimidad una ley que crea el estado Guayana Esequiba, una nueva región que se suma al mapa nacional, delimitada sobre el territorio en disputa con Guyana, que controla el área.

La ‘Ley Orgánica para la Defensa de la Guayana Esequiba’ “crea” el nuevo estado “dentro de la organización político territorial” de Venezuela, cuya superficie limita, por el este, con Guyana, según el texto aprobado, que no precisa la extensión del área que conforma esta región.

La ley establece que el estado Guayana Esequiba será regido por un gobernador elegido en comicios, sin aclarar el censo de votantes que se tomará en cuenta, pero deja claro que hasta que se celebren estas votaciones el jefe de Estado designará una autoridad para el lugar.

Asimismo, hasta que Venezuela “alcance una solución práctica y mutuamente aceptable con Guyana” sobre este territorio, habitado casi exclusivamente por comunidades indígenas, “el asiento de poderes públicos será la ciudad de Tumeremo”, ubicada en el estado Bolívar, en territorio venezolano fuera de la controversia.

Este marco legal determina también que no podrán optar a los cargos de elección popular las personas que, en cualquier momento, “hayan adoptado conductas que directa o indirectamente favorezcan o respalden la posición de Guyana respecto de las reclamaciones de la Venezuela sobre el territorio”.

Además, se crea un sistema de multas, de hasta 100.000 euros (108.611 dólares), para castigar a quienes publiquen o distribuyan mapas de Venezuela que no muestren esta zona bajo litigio como parte íntegra de su territorio.

Del mismo modo, serán sancionados con multas de hasta 10.000 euros quienes se nieguen a proveer al Estado información que se considere histórica o necesaria para la defensa de este territorio, en el que Georgetown explota sus riquezas petroleras pese a los reclamos de Caracas.

Esta ley, aseguró el Parlamento, cumple con el mandato expresado el pasado 3 de diciembre, cuando Venezuela celebró un referendo unilateral en el que casi la totalidad de los participantes aprobó anexionarse la zona bajo pleito.

Publicidad