Publicidad

Bruselas, 13 dic (EFE).- La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, acogió “con satisfacción” la “buena noticia” del acuerdo histórico alcanzado en la Cumbre del Clima de Dubái (COP28) para iniciar una transición para dejar atrás los combustibles fósiles y lo puso como ejemplo de “poderosa” muestra del valor del multilateralismo para afrontar retos globales.

“Es una buena noticia para todo el mundo que ahora tengamos un acuerdo multilateral para acelerar la reducción de emisiones hacia el cero neto para 2050, con medidas urgentes en esta década crítica. Esto incluye un acuerdo de todas las partes para abandonar los combustibles fósiles”, dijo Von der Leyen en un comunicado.

La jefa del Ejecutivo comunitario destacó que en la COP28 se ha acordado además “reducir las emisiones globales en un 43% para 2030, en línea con la mejor ciencia disponible, para mantener 1,5 grados centígrados al alcance” para continuar la ruta “hacia los objetivos del Acuerdo de París y acelerar la transición hacia una economía más limpia y saludable”.

Tras dar las gracias al comisario europeo para el Clima, Wopke Hoekstra, y a todos los negociadores de la Comisión y de los Estados miembros por sus esfuerzos durante las últimas semanas, Von der Leyen destacó que la COP28 es un “ejemplo perfecto” de cooperación, coordinación y liderazgo europeos.

Es, además, “una poderosa demostración del valor del multilateralismo para abordar los mayores desafíos de nuestro planeta”, subrayó.

Von der Leyen también se felicitó por el hecho de que en la COP28 se haya alcanzado además el compromiso de triplicar la capacidad de energía renovable y duplicar la tasa de mejoras de eficiencia energética para 2030, lo que “da un poderoso impulso a la transición para alejarse de los combustibles fósiles”.

La política alemana también consideró importante el acuerdo para abordar las emisiones de metano y otras emisiones distintas del CO2 en esta década.

“2023 ha sido el año más caluroso registrado, por lo que es apropiado que también lo convirtamos en el año más ambicioso registrado para la acción climática”, consideró y llamó la atención sobre el hecho anormal de que “algunas partes del sur de Europa han vuelto a alcanzar los casi 30 grados centígrados esta semana, a mediados de diciembre”.

En este sentido, afirmó que la adaptación al cambio climático es cada vez más importante.

Por ello, dijo, la Unión Europea también se solidariza y trabaja en asociación con países de todo el mundo, destinando “cantidades récord de dinero a la financiación internacional para el clima, incluida la financiación de la adaptación”.

Recordó además que la Unión Europea también ha ayudado a poner en marcha un nuevo fondo de pérdidas y daños en la COP28 y, junto con los Estados miembros del club comunitario, ha contribuido con más de dos tercios de las promesas iniciales de financiación.

“Estamos dispuestos a hacer más, y sabemos que hay que hacer más”, aseguró.

Von der Leyen, por último, indicó que la COP28 también ha sido la oportunidad de debatir la fijación del precio del carbono con otras partes, para que más países empiecen a poner un precio a la contaminación” y se han sentado las bases para reformas financieras más amplias, nuevas fuentes innovadoras de financiación y para alinear todos los flujos financieros con el Acuerdo de París.

Publicidad