Publicidad

Ciudad de México, 13 de mayo de 2024— En un tono crítico y con argumentos contundentes, la candidata presidencial por la coalición Fuerza y Corazón por México, Xóchitl Gálvez, lanzó una acusación directa contra la administración actual por lo que describió como “financiar una dictadura”, en referencia a la reciente decisión del Gobierno de contratar a 1.200 médicos cubanos adicionales. Estos profesionales se sumarán a los cientos que ya laboran dentro del sistema de salud pública mexicano.

La noticia, que se dio a conocer tras una reunión en La Habana entre el director del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Zoé Robledo, y el presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, ha reavivado un debate nacional. Los médicos cubanos ya presentes en el país ascienden a 768, y se espera la llegada de otros 123 con especialidades en medicina familiar.

La administración de Andrés Manuel López Obrador justifica estas contrataciones argumentando un déficit de profesionales dispuestos a trabajar en zonas rurales o marginadas, situación exacerbada, según algunos reportes, por condiciones de violencia que hacen estas áreas inseguras para el personal médico.

Ante este panorama, Gálvez no solo cuestionó la importación de talento extranjero, sino que también propuso una visión alternativa para la sanidad en México. “Vamos a abrir más escuelas de medicina en las zonas rurales”, afirmó, subrayando su compromiso con el fortalecimiento de los recursos humanos nacionales. Además, prometió crear más plazas de especialización para médicos mexicanos en áreas como cirugía, cardiología y pediatría.

Gálvez también criticó la eliminación del Seguro Popular por parte de López Obrador, al que sustituyó el programa IMSS Bienestar, calificado por ella como un “fracaso”. Según sus palabras, la actual política social ha dejado a 50 millones de mexicanos sin cobertura adecuada en salud, evidenciando un serio retroceso en la seguridad social del país.

Con la vista puesta en las elecciones del 2 de junio, donde 98 millones de electores decidirán más de 20,000 cargos públicos, incluyendo la presidencia, Gálvez se posiciona como una alternativa firme a la actual gestión gubernamental, situándose segunda en las encuestas, detrás de la oficialista Claudia Sheinbaum.

Publicidad