Sao Paulo, 2 dic (EFE).- El Gremio se impuso este jueves por 3-0 al Sao Paulo con un golazo desde el centro del campo de Jhonata Robert, y continúa con opciones de mantenerse en la Primera División del Campeonato Brasileño, a falta de dos jornadas para el final.

El conjunto de Porto Alegre sigue vivo, aunque tiene muy difícil librarse del descenso, pues marcha en la antepenúltima posición con 39 puntos, tres menos que el Athletico Paranaense, que hoy marca la salvación y además tiene un partido menos.

El partido contra el Sao Paulo era a vida a muerte y el cuadro de Vagner Mancini lo superó con nota alta. Días antes, la directiva, cansada de la actitud del equipo, decidió apartar de la plantilla a siete jugadores, entre ellos el talentoso atacante Jean Pyerre, porque, según dijo, estaban “con la cabeza en otro lugar”.

La reacción no se hizo esperar. El Gremio, uno de los equipos más tradicionales de Brasil y tricampeón de la Copa Libertadores, adelantó líneas desde el inicio, mordió y se adelantó por medio de un cabezazo de Thiago Santos en el primer tiempo.

El Tricolor Gaúcho supo administrar después esa ventaja con un dominio incontestable de la posesión de la pelota. Diogo Barbosa marcó el segundo, tras dos remates al palo de Ferreira y el colombiano Miguel Borja.

La guinda la puso el centrocampista ofensivo Jhonata Robert, de 22 años, con un misil tierra-aire desde el centro del campo que sorprendió al portero visitante, Tiago Volpi, en el minuto 93.

El brasileño, que había salido desde el banquillo minutos antes por Douglas Costa, exjugador de Bayern Múnich y Juventus, disparó fuerte desde el círculo central, mientras intentaba armar un contragolpe. La pelota tomó una altura increíble y sólo botó delante de la línea gol antes de impactar en la red.

La derrota deja al Sao Paulo con 45 puntos, cinco por encima de la zona descenso, pero todavía le faltan dos partidos para terminar el campeonato.

La próxima ‘final’ del Gremio será el próximo domingo ante el Corinthians en el estadio Neo Química Arena de Sao Paulo.

Por el momento, sólo dos equipos han confirmado de forma matemática su descenso a la Segunda División: Chapecoense y Sport Recife.

Publicidad