Washington, 2 may (EFE).- El secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, conversó este domingo con el canciller de Perú, Allan Wagner, sobre las elecciones del pasado 11 de abril en ese país, que calificó como “un modelo de democracia en la región”, y sobre la situación en Venezuela.

“El secretario Blinken elogió las recientes elecciones en Perú como un modelo de democracia en la región, y enfatizó que Perú es un socio importante en el avance de la seguridad y la prosperidad en América del Sur”, señaló el portavoz del Departamento de Estado, Ned Price, en un comunicado.

Perú celebró el pasado 11 de abril una jornada electoral que determinó el pase a una segunda vuelta -prevista para el próximo 6 de junio- del candidato de extrema izquierda Pedro Castillo y de la derechista Keiko Fujimori.

La nota señaló que ambos funcionarios coincidieron además “en la importancia de colaborar para restaurar la democracia y la estabilidad económica en Venezuela, así como en atender las necesidades humanitarias de los refugiados y migrantes venezolanos en Perú y en todo el hemisferio”.

Perú es ahora el segundo país, después de Colombia, en acoger a la mayor cantidad de venezolanos que, según cifras oficiales a agosto de 2020, superan por poco el millón de personas, aunque organismos como el Banco Mundial (BM) señalan que llegan a 1,2 millones.

Según la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur), unos 5,4 millones de venezolanos han salido de su país en los últimos años.

Durante la conversación, Blinken manifestó igualmente su apoyo a los esfuerzos del Gobierno del presidente transitorio de Perú, Francisco Sagasti, para afrontar la crisis sanitaria de la covid-19, que ha causado más de 61.000 muertes en ese país.

“El secretario y el ministro de Relaciones Exteriores se comprometieron a trabajar juntos para abordar los desafíos compartidos, como la renovación económica a medida que nos recuperamos de la pandemia, la protección del medio ambiente y el crimen transnacional”, agregó el comunicado, según el cual los funcionarios reafirmaron la solidez de la relación bilateral y los profundos lazos que unen a ambos pueblos.

El pasado 20 de enero, Sagasti felicitó al presidente de Estados Unidos, Joe Biden, y a su vicepresidenta, Kamala Harris, por su llegada al poder y expresó su interés “en trabajar conjuntamente por el fortalecimiento de la democracia y la lucha contra la covid-19 en la región”.

EFE