MEXICO DF, 18 ENERO.- Uno de los principales atractivos de la serie sobre Luis Miguel es que permite a los espectadores asomarse a la vida privada del famoso cantante, sabiendo que él ha supervisado la historia e incluso ha compartido información desconocida hasta ahora sobre la desaparición de su madre o su intensa vida amorosa.

La primera temporada hacía referencia, por ejemplo, al romance que el Sol de México mantuvo con Stephanie Salas por medio del personaje ficticio de Sophie, a quien Diego Boneta -el actor encargado de meterse en su piel- abandona después de que la joven se quede embarazada. En la realidad, Luis Miguel negó durante años su paternidad y solo acabó reconociendo a la niña -convertida a día de hoy en una influencer y modelo de 31 años llamada Michelle Salas- hace poco más de una década, aunque se rumorea que sí la visitó con cierta frecuencia cuando era un bebé.

Ahora ha salido a la luz que los nuevos episodios, que aún no se sabe cuándo se emitirán, podrían abordar también la relación sentimental del artista con Aracely Arámbula, la madre de sus otros dos hijos, que hasta hace poco había amenazado con emprender acciones legales si se hacía referencia a su persona en la ficción que emiten Telemundo y Netflix.

Sin embargo, su abogado ha confirmado que ella se ha reunido recientemente con el equipo de producción para negociar bajo qué condiciones permitiría que se utilizase su nombre y su imagen, en vista de que constituye “una pieza fundamental para esta narrativa” porque contribuiría a “humanizar” a Luis Miguel. La actriz quiere “supervisar los contenidos” y la forma en que se van a contar sus experiencias al lado de la estrella de la música, según ha afirmado su portavoz en el programa ‘Ventaneando’ de Telemundo, y espera recibir una “compensación natural por el uso de su imagen”.

Lo más sorprendente es que Aracely también quiere dejar la puerta abierta a la posibilidad de que ella misma aparezca en la serie para interpretarse a sí misma.

“Como la misma señora Arámbula señala, es una historia tan linda y tan bella que no tiene desperdicio contarse tal y como fue, para que no se convierta en una ficción”, ha señalado su representante legal.