Una enfermera alcanza un frasco de la vacuna AstraZeneca en una clínica de vacunación masiva COVID-19 .(The Canadian Press/Jeff McIntosh)
Por Lauren Krugel, The Canadian Press

MONTRÉAL, 13 MAYO.- Quebec se ha convertido en la última provincia en dejar de administrar la vacuna COVID-19 de Oxford-AstraZeneca como primera dosis.

Quebec citó preocupaciones sobre una rara condición de coagulación de la sangre inducida por la vacuna como la razón para pausar la inyección de AstraZeneca. Ontario y otras provincias han tomado medidas similares a medida que los suministros de otras vacunas, incluido el producto de Pfizer-BioNTech, están listos para llegar al país.

Los funcionarios de salud de Quebec dijeron que las personas que ya hayan recibido una inyección de AstraZeneca tendrán la opción de recibirla como una segunda dosis o recibir una diferente.

Esa provincia reportó 781 nuevas infecciones por COVID-19 y cinco muertes más el jueves.

El vecino New Brunswick anunció que tenía dos casos más de coágulos de sangre para un total de cuatro. Los dos últimos coágulos involucraron a personas que recibieron inyecciones de AstraZeneca a mediados de abril. Uno permaneció en el hospital, mientras que el otro se recuperó.

La provincia atlántica notificó 16 nuevos casos de COVID-19, junto con 10 hospitalizaciones.

En las praderas, Manitoba informó un récord de 560 nuevas infecciones en un solo día, así como tres muertes.

En el norte, Nunavut tuvo 12 casos nuevos, todos en la ciudad capital de Iqaluit, que tiene una población de aproximadamente 8.000 habitantes y sigue sometida a estrictas restricciones.

Este informe de The Canadian Press se publicó por primera vez el 13 de mayo de 2021.