Madrid, 13 ene (EFE).- El jefe del Gobierno español, Pedro Sánchez, y el presidente de Francia, Emmanuel Macron, coincidieron este jueves en la necesidad de que la Unión Europea avance en las negociaciones para lograr el pacto sobre migración y asilo.

Sánchez y Macron protagonizaron una videollamada en la que abordaron las prioridades de la presidencia francesa de la UE durante el primer semestre de este año y los preparativos de la cumbre de la OTAN que se celebrará en Madrid el próximo junio.

Fuentes del Ejecutivo español destacaron que esta conversación, de 45 minutos, es la primera que mantiene Macron con un jefe de Estado o de Gobierno desde que Francia asumió la presidencia de la UE el pasado 1 de enero.

Sánchez trasladó a Macron el apoyo de España en esa tarea, en la que deseó suerte al jefe del Estado francés.

En el repaso de los asuntos prioritarios de la presidencia francesa, se detuvieron en una cuestión pendiente como es el Pacto sobre Migración y Asilo, ante el que España y Francia defienden posiciones comunes.

Ambos líderes consideraron necesario que durante los próximos meses se avance en esas negociaciones para que fructifiquen en un acuerdo entre los Veintisiete en torno a ese pacto migratorio.

También coincidieron en la conveniencia de potenciar la política común de Seguridad y Defensa y en el impulso de la denominada “brújula estratégica”.

Se trata de una iniciativa para fijar la estrategia común de los socios de la UE en el ámbito de la seguridad y la defensa que se estructura en cuatro áreas (gestión de crisis, resiliencia, desarrollo de competencias y asociaciones) y que se espera que los estados la adopten en marzo de 2022.

En el ámbito de la defensa, Sánchez y Macron analizaron los preparativos de la cumbre de la OTAN que se celebrará en Madrid el 29 y 30 de junio y que reunirá a una treintena de líderes, entre ellos el presidente de Estados Unidos, Joe Biden.

Una cumbre en la que se aprobará un nuevo concepto estratégico de la Alianza Atlántica para los próximos diez años con el fin de hacer frente a los nuevos desafíos y amenazas.

Los dos líderes recalcaron la necesidad de reforzar el vínculo transatlántico entre la UE y OTAN para poder encarar con garantías esas amenazas.

Sánchez ya trasladó su apoyo a las prioridades de Francia ante la presidencia semestral de la UE en la reunión que mantuvo en Madrid el pasado 10 de diciembre con su homólogo francés, Jean Castex.

Unas prioridades entre las que se encuentra también la recuperación económica tras la pandemia de coronavirus.

Para debatir la consolidación de un nuevo modelo de crecimiento, Macron ha convocado a los líderes europeos a una cumbre extraordinaria en París el próximo marzo.

En materia de energía, Sánchez y Macron chocan ante la definición de las energías limpias, ya que París pretende incluir entre ellas a la nuclear y el Gobierno español ya ha expresado su total rechazo a esa posibilidad.

Las fuentes del Ejecutivo español no aclararon si este asunto se trató en la conversación de hoy.

Publicidad