Madrid, 22 dic (EFE).- El gordo (72.897) del Sorteo Extraordinario de Navidad, marcado este año por la pandemia, ha dejado más de 472 millones en Andalucía (240 millones en la localidad onubense de Punta Umbría y 180 millones en Granada), en tanto que Reus (Tarragona) repite suerte y se queda con otros 240 millones.

Un gordo “diferente” y que ha dejado pequeños pellizcos por toda la geografía española ha salido pasado el ecuador del sorteo cuando los niños de San Ildefonso ya habían cantado el tercer premio, un cuarto y seis quintos.

El sorteo ha repartido un total de 2.408 millones de euros, que van a llevar la alegría a los agraciados en unas Navidades atípicas, en las que las que las reuniones familiares están restringidas por el coronavirus.

Las tradicionales celebraciones, con abrazos y brindis con cava en las puertas de las administraciones, han sido menos multitudinarias que otros años, ya que los premiados, en su mayoría, se han contenido y, siguiendo las indicaciones sanitarias, no han acudido a los puntos de venta.

EL GORDO: 72.897

La única administración de loterías que hay en Punta Umbría (Huelva) se ha estrenado con el gordo tras 50 años de actividad, y lo ha hecho a lo grande, con la venta íntegra de los 600 décimos, que han dejado en el pueblo 240 millones de euros.

La misma cantidad ha viajado hasta Reus (Tarragona), ciudad en la que el pasado año el gordo repartió 320 millones.

Los décimos agraciados han sido vendidos en la Administración de lotería número 6, y buena parte de ellos han sido adquiridos por trabajadores de la industria de automoción Teixidó, con sede social en Reus, pero con fábrica en Riudecols (Tarragona), que habrían ganado unos 200 millones de euros.